25 PAÍSES Y 4 ORGANISMOS INTERNACIONALES SE COMPROMETEN A ACTUAR A FAVOR DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS LGBTI.

Fundación Triángulo fue la organización española presente en la Conferencia de Washington celebrada entre el 12 y el 14 de noviembre de 2014. Es una declaración muy importante de compromiso con los derechos de las personas LGBT que incluye entre sus firmantes a países de todo el mundo y entre otros a la Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos. En la declaración los 25 países y las 4 Organizaciones Multi-Laterales (a la que se espera se vayan adhiriendo otros) se comprometen a trabajar para aumentar la cooperación técnica, económica y política con el objetivo lograr la no discriminación para las personas LGBT en todo el mundo, enmarcado este esfuerzo en una lucha por los derechos humanos de todos y todas. Fundación Triángulo, mantiene diversos proyectos de cooperación interancional en todo el mundo y junto con las mayores organizaciones LGBT de Europa y Norteamérica es una de los implusores de este foro gubernamental con participación de la Sociedad Civil que, con este comunicado, se ha convertido en oficial y de carácter anual. Jamás antes había habido un compromiso tan claro de tantos países, no sólo de hacer declaraciones sino de proveer apoyo real a la lucha internacional por la igualdad. Compartimos la declaración conjunta de los gobiernos participantes (traducción propia de Fundación Triángulo, no oficial, puedes ver el enlace con el texto en inglés al final de la noticia). Con motivo de la Conferencia Anual para el Avance de los Derechos Humanos y Promover el Desarrollo Inclusivo de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersex, celebrada en Washington desde 12 hasta 14 noviembre 2014, los Gobiernos de Albania, Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Croacia, la República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Islandia, Israel, los Países Bajos, Noruega, Serbia, España, Suecia, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos y Uruguay, así como la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Unión Europea, ONUSIDA – Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / SIDA, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, adoptan el siguiente comunicado: Introducción Colectivamente, como un grupo de gobiernos y organismos multilaterales comprometidos con la igualdad y el desarrollo inclusivo para todas las personas en todas partes, nos hemos reunido aquí en Washington, DC, para compartir información, mejores prácticas y lecciones aprendidas durante el trabajo que realizamos para promover y proteger los derechos humanos de las personas lesbianas , gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) en todo el mundo, y darles la posibilidad de asegurarse los medios para una vida productiva. Reconocemos que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y que toda persona tiene derecho a todos los derechos y libertades consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. A medida que trabajamos para promover los derechos humanos a nivel mundial, también nos mantenemos comprometidos a seguir promoviendo y protegiendo los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas LGBTI en nuestros propios países. Estamos profundamente preocupados por los abusos contra los derechos humanos que las personas LGBTI experimentan en todas las regiones, en particular la violencia y otras formas de intimidación que socavan su capacidad de vivir libremente y de forma segura y sin discriminación. Reconocemos que las personas LGBTI experimentan abusos contra los derechos humanos, junto con otras personas vulnerables. Se necesita un enfoque integral, inclusivo y participativo a los problemas de derechos humanos para garantizar la igualdad para todos. Damos la bienvenida a la adopción de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU 27/32 sobre “Derechos humanos, orientación sexual e identidad de género”, que siguió a la primera resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la cuestión, 17/19, y esperamos con interés más esfuerzos en este tema en los foros e instituciones multilaterales. A través de estos acuerdos, los gobiernos han expresado su grave preocupación por los actos de violencia y discriminación contra las personas por su orientación sexual o identidad de género. Instamos a todos los gobiernos a que prosigan sus esfuerzos en este sentido. También damos la bienvenida y felicitamos las recientes acciones tomadas por la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de los Estados Americanos, la Organización Panamericana de la Salud, y el Consejo de Europa en el fortalecimiento de la resolución mundial para una mayor protección de los derechos humanos de las personas LGBTI. Recordamos el resumen de las Conclusiones de la Conferencia de Oslo sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género, celebrada en abril de 2013 y, específicamente la conclusión de los Copresidentes que inicaba: “estamos deseando trabajar con todas las partes para adoptar medidas concretas y prácticas para abordar la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género”. Tomamos nota de que la conferencia de Oslo incluyó una participación diversa y fuerte de todas las regiones del mundo. Recordamos, además, que la Conferencia de Oslo afirmó la necesidad continua de la integración sistemática de los derechos humanos, la orientación sexual y la identidad de género en todos los aspectos del sistema de las Naciones Unidas. Reafirmamos esta necesidad y animamos a todos los interesados, incluidos los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y las organizaciones intergubernamentales, como las Naciones Unidas, a trabajar en colaboración para promover los derechos humanos de las personas LGBTI. Además aplaudimos las medidas positivas adoptadas en varios países de todas las regiones para hacer frente a los actos de violencia, derogar las leyes discriminatorias y crear conciencia sobre los derechos humanos. Animamos a que tal compromiso se refuerce de manera colectiva. Hacemos hincapié en la importancia de seguir trabajando en conjunto con las diversas partes interesadas y con aliados no tradicionales, tales como el sector privado, instituciones académicas, medios de comunicación, autoridades locales, líderes religiosos y la sociedad civil en nuestro trabajo para promover los derechos humanos de las personas LGBTI. Reconocemos además la labor de las organizaciones de la sociedad civil y los defensores de los derechos humanos a quienes hemos escuchado en los últimos tres días. Felicitamos su enorme dedicación y resolución para lograr un mundo libre de violencia y discriminación. Estamos muy preocupados por los graves problemas, circunstancias difíciles, y en algunos casos ataques violentos que los defensores y organizaciones de derechos humanos se enfrentan mientras trabajan para lograr este importante objetivo. Nos sentimos inspirados por su compromiso, y reconocemos su rica diversidad y puntos de vista cada uno de ellos especial, que provienen de las diferentes regiones, diferentes culturas y tradiciones. Juntos afirmamos lo siguiente: 1. Reafirmamos la responsabilidad primordial de los Estados de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas; 2. Reconocemos y celebramos la diversidad que existe internamente y de forma transversal en los movimientos LGBTI. Buscamos comprensión más profunda que de respuesta a las necesidades específicas de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales; 3. Seguimos profundamente preocupados por los altos niveles de violencia y discriminación dirigidos personas LGBTI, y nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos para promover la protección de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su orientación sexual o identidad de género; 4. Como apoyamos a las instituciones y la sociedad civil para promover los derechos humanos y el desarrollo incluyente, afirmamos la importancia y la primacía del principio de “no hacer daño” en los esfuerzos de asistencia y de diplomacia. Tenemos la intención de continuar trabajando en estrecha consulta y colaboración con la sociedad civil para asegurar que nuestro personal y los esfuerzos internacionales combinados no debilitan o marginan aún más a las personas LGBTI u otras personas vulnerables o marginalizadas; 5. Tenemos como objeivo integrar los derechos humanos y los problemas de desarrollo de las personas LGBTI en los esfuerzos de asistencia y de diplomacia. En particular, tenemos la intención de seguir utilizando un enfoque de desarrollo que respete los derechos humanos. A medida que trabajamos como socios de gobiernos y de la sociedad civil, buscaremos apoyar el acceso a los servicios en todos los sectores de una manera que tenga en cuenta adecuadamente las necesidades de todas las personas, sin discriminación y con dignidad; 6. Nos dedicamos a explorar maneras de fortalecer nuestros esfuerzos de asistencia internacional y la diplomacia para promover y proteger los derechos humanos de las personas LGBTI, a través de la cooperación con los nuevos gobiernos y la identificación de nuevas fuentes de financiación y compromiso, incluso desde el sector privado; 7. Nos esforzaremos para asegurar un apoyo flexible y que llegue a tiempo, especialmente para satisfacer las necesidades de las personas más vulnerables en todo el mundo, incluidas las personas LGBTI; 8. Tenemos la intención de guiar nuestros esfuerzos de asistencia y diplomacia sobre la base de la necesidad y cuando sea posible sobre la base de evaluaciones de las necesidades. También recordamos la importancia de la corresponsabilidad de la asistencia y los esfuerzos diplomáticos con los gobiernos anfitriones a medida que trabajamos para promover los derechos humanos de las personas LGBTI; 9. Subrayamos que los gobiernos, los donantes, las organizaciones de la sociedad civil y otras organizaciones de desarrollo deben garantizar la participación de las comunidades LGBTI locales y sus aliados en el diseño, implementación, monitoreo y evaluación de los esfuerzos de cooperación para el desarrollo y de derechos humanos, según proceda; 10. Alentamos a los fondos y programas de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales a fortalecer los esfuerzos por integrar las preocupaciones de desarrollo y de derechos humanos de las personas LGBTI en su trabajo; 11. Como sea más adecuado y viable, se bucarán fórmulas para ofrecer asistencia técnica a los gobiernos que se han comprometido a promover los derechos humanos de las personas LGBTI y/o apoyar su inclusión en los programas de desarrollo; 12. A fin de fortalecer aún más la cooperación, la coordinación y la comunicación de asistencia y esfuerzos diplomáticos, tenemos la intención de continuar reuniéndose anualmente para discutir la implementación de este comunicado y otras cuestiones pertinentes. Se espera que la próxima reunión sea organizada por los Países Bajos a principios de 2016. Fuente http://www.state.gov/r/pa/prs/ps/2014/11/234308.htm 2014_ftes_marina_encuentro

SES Y FUNDACIÓN TRIÁNGULO AVANZAN EN LA DEFINICIÓN DE LA UNIDAD FUNCIONAL SOBRE TRANSEXUALIDAD DE EXTREMADURA

- El ejecutivo regional acordó crear este protocolo unificado de actuación para  transexualidad en el marco del Servicio Extremeño de Salud en el último Consejo Extraordinario de Gobierno. - Fundación Triángulo, que valora muy positivamente la creación de esta unidad por ser una demanda histórica de los transexuales extremeños, cree que la reunión mantenida hoy con el Gerente del SES ha avanzado de manera significativa en la definición técnica del proyecto. Fundación Triángulo Extremadura ha mantenido una reunión entre el Director Gerente del Servicio Extremeño de Salud, el Director General de Asistencia Sanitaria y dos representantes de la entidad, José María Núñez, Presidente de Triángulo Extremadura y Hugo Alonso, coordinador del Área Transexual. La reunión, mantenida a petición de la ONG LGBT extremeña, tenía como objeto evaluar la definición del proyecto de Unidad Funcional sobre Transexualidad del Servicio Extremeño de Salud, demanda histórica del los hombres y mujeres transexuales de la comunidad autónoma extremeña que pretende unificar y mejorar la atención a estos/as mediante el establecimiento de un protocolo centralizado, con atención tanto en Cáceres como en Badajoz, de manera que se garantice una atención rigurosa, formada y completa en todo lo relativo a identidad de género en nuestra comunidad autónoma tanto a nivel psicológico, endocrinológico, psiquiátrico y quirúrgico, con la única derivación de aquellas prácticas de cirugía específicas de reasignación de sexo, que se derivarían a la principal unidad de referencia del estado en Málaga. Para José María Núñez, “Extremadura fue la segunda comunidad autónoma que dio cobertura sanitaria a los y las transexuales, derivando hasta ahora el proceso completo de atención a la comunidad andaluz por acuerdo con el Sistema Andaluz de Salud. Con la creación de esta Unidad Funcional los extremeños mejorarían la calidad de la atención recibida, al tiempo que el proceso completo terminaría suponiendo un coste menor para el erario público puesto que todo el proyecto se diseña y se ejecutará con recursos humanos ya existentes en el propio SES”. Para Hugo Alonso, “la reunión ha sido muy positiva, tras mucho tiempo de reivindicar un protocolo para la atención sanitaria de las personas transexuales en Extremadura, creemos que estamos en el camino de lograrlo. Además, la idea de que el protocolo nazca desde el propio personal médico y sanitario, acompañado como está siendo hasta ahora de nuestra opinión y experiencia, es una de las claves del éxito. Durante toda la reunión no he podido dejar de pensar en que, de ponerse en práctica todo el protocolo tal y como inicialmente se describe, muchos de los problemas de los y las transexuales en Extremadura, y de sus familias, podrían estar resueltos de un modo u otro”. Fuente unidad funcional  

TRIÁNGULO CREE QUE LOS POSIBLES CASOS DE VIOLENCIA EN PAREJAS HOMOPARENTALES NO SE PUEDEN CONSIDERAR VIOLENCIA DE GÉNERO

El gobierno extremeño pretende incluir en la futura ley LGBT extremeña esta violencia como casos de violencia de género para apoyar a las víctimas. Fundación Triángulo agradece la intención de atender a las víctimas de violencia en parejas del mismo sexo, pero discrepa de considerarlo violencia de genero. Fundación Triángulo desea manifestar algunas cuestiones con respecto a lo avanzado ayer por el ejecutivo regional como una medida a incluir en la futura ley LGBT extremeña, sobre la que la ONG LGBT viene dialogando con el gobierno desde hace año y medio, y ante el cual ha manifestado las demandas que considera prioritarias, entra las que no estaba esta cuestión, que hasta el momento no ha sido debatida con profundidad ni por el colectivo ni por quienes hasta hoy han venido trabajando en materia de violencia en la pareja, que fundamentalmente han sido las organizaciones feministas. En primer lugar queremos manifestar que este debate debe plantearse de una manera mas sosegada y tranquila, y no a golpe de titulares de prensa. Triángulo no tenía conocimiento alguno de que esta medida se pretendía incluir en la ley, y no conoce en que términos se pretende hacer. Espera poder conocerlo en breve, pero también cree que el debate sobre este punto debe consensuarse con las organizaciones de mujeres que hasta hoy se han ocupado y han liderado todos los avances relativos a violencia de género. En segundo lugar queremos matizar que aun agradeciendo la intención de tratar y abordar este asunto, que creemos debe plantearse porque aun no siendo elevado el número de casos deben tratarse, reconocerse y debe acompañarse a las víctimas, creemos que debe quedar claro que la posible violencia en parejas del mismo sexo no puede considerarse violencia de género, que es la que se da cuando en la pareja un rol de genero abusa del otro. Por definición esa no es el origen de las situaciones de violencia que se da en aquellas parejas homoparentales en las que se produce, dado que los dos miembros de la pareja tienen el mismo género. Es probable que haya quien estime que esto es un matíz sin relevancia, pero en nuestra opinión no es así. Todas las situaciones de violencia en la pareja deben combatirse, perola lacra de la violencia machista debe seguir siendo combatida de manera singular y prioritaria, porque a día de hoy el número de mujeres asesinadas por sus maridos sigue siendo inaceptable. En tercer lugar, agradeceríamos al ejecutivo que cualquier otra cuestión que pretenda plantearse como innovación en la futura posible ley sea planteada con anterioridad a quienes llevamos casi veinte años trabajando contra la discriminación LGBT en nuestra comunidad autónoma, a fin de poder evitar discrepancias públicas innecesarias. Triángulo no avalará ni apoyará cualquier ley LGBT. Defendemos los derechos de este colectivo por encima de cualquier color político o interés de partido, y solo apoyaremos una ley que recoja todas las demandas planteadas al ejecutivo. Y las que se planteen adicionalmente las analizaremos antes de avalarlas. Nuestra organización ha manifestado en reiteradas ocasiones al gobierno que quiere la mejor ley LGBT extremeña, que debe estar como mínimo a la altura de la aprobada por el Parlamento catalán en fechas recientes, y en materia de transexualidad a la altura de la aprobada por el parlamento andaluz. Por supuesto en el marco de nuestras competencias autonómicas. De la misma manera hemos manifestado que queremos una ley que de participación a todas las voces políticas, por lo que hemos demandado en reiteradas ocasiones que el trámite parlamentario de opción a ese debate, para que todos los partidos políticos puedan aportar su visión, para que sea una ley de todos y de todas. Fuente

Los hombres trans sí existen en el Perú

Hasta que no se encontraron entre ellos creyeron que eran los únicos en el mundo. Solos, sabiendo que eran distintos a los demás pero sin poder saber quiénes eran ellos mismos. Estaban perdidos. Hombres trans. Hombres trans en el Perú. ¿Dónde estaban? Jesse, Santiago y Eduardo son hombres transexuales que están buscando visibilizar a su comunidad. Estamos aquí, existimos. Los tres son miembros de la Sociedad Transgénero Female to Male- Perú. Ellos y otros hombres trans caminan por las calles del Perú y pasan desapercibidos. Posiblemente tú hayas visto a alguno pero no te has dado cuenta. Han logrado camuflarse hasta casi ser invisibles ante nuestros ojos. El pasar ‘caleta’ les resulta útil porque no se exponen a la transfobia o a algún tipo de discriminación. Así lo indica el informe Estado de Violencia de No Tengo Miedo. Pese a que no hay estadísticas ni estudios sobre la población masculina, es claro que la mayoría logra culminar sus estudios y tiene un empleo. La desventaja es que no pueden exigir derechos si es que nadie los ve. ¿HOMBRE TRANS? Antes de definir a un hombre trans debemos entender qué orientación sexual, identidad de género, sexo biológico y expresión de género son cosas diferentes y no van de la mano. Es decir, quién te gusta, cómo te defines, qué órganos sexuales tienes y cómo expresas tu feminidad o masculinidad. Un hombre trans es aquella persona que nació con un sexo biológico femenino pero su identidad de género es masculina. Algunos hacen un proceso de transición en el que se hacen mastectomías, tratamientos hormonales y una operación de reasignación de sexo. Otros hombres no pueden o no quieren pasar por esos procesos y solo adaptan su forma de vestir y algunas características físicas. Los que lo hacen son hombres trans, y los que no lo hacen, también. LA SOCIEDAD La idea de la Sociedad Transgénero FTM-Perú se vio consolidada en 2011. Jesse Vilela, de 35 años, fue uno de los fundadores: “Queríamos compartir experiencias e información para que otros chicos no pasen las dificultades que nosotros hemos pasado”. Jesse de pequeño no se sentía cómodo con la ropa que usaba. Intentaba encontrar ropa que se acomodara mejor a lo que él quería expresar. Sabía que le gustaban las chicas pero cuando se reunía con lesbianas se quedaba con una sensación de nada. Él no quería celebrar lo orgulloso que se sentía de sus órganos como las lesbianas. No era una lesbiana. El internet fue una gran ayuda para él, pero se demoró en encontrar referentes. “Personalmente no sabía que existían hombres trans siendo yo uno. Yo sabía que mi identidad era masculina pero no podía expresarlo. Sabía que habían mujeres trans pero no que habían hombres trans”, cuenta Eduardo Gomez, odontólogo de profesión y miembro fundador de la Sociedad Transgénero FTM – Perú. Empezó a buscar información a los 17 años, y al igual que para Jesse también el internet fue fundamental. Muchos recurren a Jesse o a David queriendo documentarse de todo lo posible. Es como si vieran la luz. Para muchos chicos es la primera vez que ven referentes de lo que son. Es mucho más fácil para un gay conocer a otro gay (verlo en la televisión, en internet, en la calle). Para un trans, el panorama es diferente. Santiago Balvin comenzó a buscar información a los 18 años pero no inició su transición hasta los 22. Creía que era diferente y que tenía algún problema. “Era diferente a mis amigas lesbianas, no me identificaba mucho con ellas porque no podía decirles: oye a mi me gustaría no tener pechos o cosas de mi cuerpo con las que no me sentía muy cómodo. No sabía lo que era ser un chico trans”. Una activista lesbiana contactó a Santiago con Jesse y así fue como conoció a otros hombres trans. La sociedad también se encarga de orientar a muchos chicos que llegan con ansias de cambiar su cuerpo en dos segundos. Quieren meterse todas las hormonas que puedan. Esto podría ser muy peligroso para su salud por lo que se les brinda orientación sobre las hormonas que se toman y se les deriva con los doctores a los que deben acudir para las evaluaciones previas. El apoyo emocional también es otro factor importante para la sociedad, muchos tienen discusiones con sus padres por la ropa que usan, la forma en la que caminan o hablan. Felizmente solo ha habido un caso en el que han tenido que buscar un hogar temporal para un chico que fue expulsado de su casa. DISCRIMINACIÓN ENTRE NOSOTROS MISMOS Entre los mismos miembros de la comunidad LGBTIQ (Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queer) hay un desconocimiento sobre los trans. Todos saben que las mujeres trans existen pero no que los hombre también son parte de la comunidad. “Es como una suerte de maldición. Puedes pasar desapercibido pero si somos invisibles no podemos reclamar derechos”, señala Eduardo. Para Jesse la culpa no es de la comunidad si no de los mismos hombres trans que no han querido salir a la sociedad. Esto está cambiando y poco a poco los hombres transexuales están escalando y haciéndose notar. CAMINO POR RECORRER En el Perú se necesita una ley de identidad de género a través de la cual los hombres trans puedan cambiar su nombre y su sexo legalmente sin la necesidad de hacerse una operación de reasignación de sexo. Actualmente una persona que quiera cambiarse el nombre debe pasar por un largo y engorroso proceso judicial. La última palabra la tendrá un juez que puede darle la razón a la persona o no. Ninguna persona puede cambiarse el género en el Perú. En Perú tampoco hay protocolos médicos especializados para personas trans. No reciben tratamientos hormonales lo hacen por la vía ilegal. La sociedad ha identificado a endocrinólogos que los han ayudado a hacerse las pruebas necesarias para poder iniciar el tratamiento. Sin embargo, es como si se hiciera a escondidas. Lo ideal sería que exista una política pública para que en el seguro social una persona trans pueda recibir una terapia hormonal. En países como Suecia, Turquía, Reino Unido, Alemania, Italia, Austria, Finlandia, Holanda, Bélgica, Australia, Finlandia, Sudáfrica, España, Uruguay, Argentina y recientemente México tienen legislación sobre identidad de género. A diferencia de los transexuales, las transexuales no pasan desapercibidas para la sociedad. Sin bien tienen más visibilidad en la comunidad y en el mundo, también son mucho más propensas a ser objeto de abusos, asesinatos y hostigamientos. Fuente hombres-trans

El grupo lgbt de Botsuana gana su derecho a existir tras una dura batalla judicial

Un tribunal de Botsuana dictaminó que el gobierno actuó ilegalmente cuando prohibió un grupo de derechos gay. El grupo de Lesbianas, Gays y Bisexuales de Botswana (LEGABIBO) llevó su caso ante el Tribunal Supremo del país, después de haber sido bloqueada su solicitud de registro como organización por el Departamento de Trabajo y Asuntos de Interior. Sin embargo, hoy un juez dictaminó que a pesar de las leyes del país – que castigan el sexo gay con hasta cinco años de cárcel – no había forma legal de impedir la existencia de un grupo de derechos gay. El coordinador del grupo Caine Youngman dijo a la BBC: “Estoy contento con el juicio -  Esto ha enviado un mensaje al gobierno, a la región y a toda África. Estamos encantados con el resultado del caso. Lesbianas, gays y bisexuales se han esforzado mucho para poder formar una organización que puede apoyarlos y ser su voz en los asuntos que les afectan. Ha sido un largo y arduo camino hacia el reconocimiento y nos sentimos aliviados de que la corte ha protegido a nuestros derechos”. Anneke Meerkotter desde el Centro de Litigios de África del Sur dijo al Maravi Post: “La sentencia pone de relieve la importancia de los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión en una democracia. El juicio beneficiará no sólo a los posibles miembros de LEGABIBO, sino también a cualquier grupo minoritario que defienda su derecho a la libertad de asociación en Botsuana en el futuro. Es importante destacar que la sentencia hace hincapié en que no es un crimen ser homosexual o sentirse atraído por alguien del mismo sexo”. “La posición de la Corte es importante no sólo para los activistas en Botsuana, sino para toda África.” Fuente Foto. botsuana
Copyright (c) Fundación Triángulo 2013